Cajón de sastre, Personal

Cambios en el blog… ¡los médicos los odian!

Cada cierto tiempo escribo alguna entrada al estilo de lo que has visto en el título: «cambios en el blog» o «nueva sección» porque, aunque me gusta la idea de pensar que ciertas cosas en el blog son inmutables y estarán allí siempre (como las reseñas), no puedo dejar de lado esa vocecilla que busca siempre algo diferente.

Este año, sin buscarlo, me he encontrado con que mi estilo de vida tenía que cambiar1)Para mejor, sin sustos.desde ya, porque al mudarme a Bratislava y dejar de trabajar me había vuelto tan sedentaria que mi piel prácticamente se fusionaba con la silla del ordenador (y el sofá, en honor a Netflix). En breve aparecería una foto mía en el catálogo del IKEA.

Como me dijo un médico amablemente2)En realidad no, hacía aspavientos con las manos y chapurreaba un inglés dificultoso, que esto es Bratislava., esta puesta en pausa de mi actividad física era algo que no veía como un problema ahora pero pagaría dentro de diez años (o más) si no le ponía remedio.

Anotaciones   [ + ]