Muestra

Muestra de Un asesino en escena

Muestra de Un asesino en escenaTítulo: Un asesino en escena

Autora: Ngaio Marsh

Fuente: Amazon

Veredicto: No

Me apetecía leer algo de novela negra, policíaca o detectivesca ya que últimamente este género lo he relegado al cine y a la televisión desde que acabé con la saga de Pendergast (aunque esta última tiene también ciertos toques fantásticos o sobrenaturales) y, por ahora, solo tengo pendientes las novelas de Ana Bolox. Si no tengo una lista de pendientes de leer (del mismo género) para “después de” no estoy a gusto. Pero esta muestra no me ha acabado de gustar.

Está bien escrita, no he encontrado fallos ortográficos ni gramaticales y la ilustración de la cubierta me encanta, pero la parte de la historia que llegamos a ver en la muestra no ha tenido el suficiente gancho para mí.

Aparecen varios personajes (ninguno de los cuales me ha gustado —por su personalidad, no porque estén mal desarrollados—) y, donde se acaba la muestra, todavía no se ha cometido el crimen por lo que no sabemos con seguridad cuál será la víctima del asesinato. Pero se puede intuir, ya que lo que parece que se convertirá en el arma del crimen ha salido en escena (nunca mejor dicho).

Muestra

Muestra de La brigada de Anne Capestan

Muestra de La brigada de Anne CapestanTítulo: La brigada de Anne Capestan

Autora: Sophie Hénaff

Fuente: Amazon

Veredicto: No

El motivo principal del resultado del veredicto es el momento en que lo he leído. Este mes el presupuesto para compras literarias es más escaso de lo habitual (es lo que tiene cuando tu móvil obsoleto ya no permite actualizaciones y tu Evernote te mira mal), por lo que he sido mucho más selectiva con el número de novelas a comprar. Ésta, aunque me ha picado algo la curiosidad (disfruto con las historias de polis y detectives atípicos), no ha llegado a interesarme lo suficiente como para realizar la inversión (y competía con este peso pesado que me encantó). Pero ya digo, es posible que en otro mes más generoso sí hubiera superado la criba; no ha sido roja directa y la espinita de esta atípica brigada sigue quedando ahí.