Cajón de sastre, Personal

Lunes de restauración

Hoy no hay entrada «suculenta» en el blog —más allá de esta breve nota informativa—. A finales de la semana pasada, los problemas que me venía dando últimamente mi ordenador con la conexión intermitente y mi desesperación creciente llegaron a su punto álgido1)Con una puntería tremenda, cuando estaba realizando cinco pruebas del curso de corrección profesional al que estoy apuntada.. Después de testear y descartar otras posibles causas no me quedó más remedio que rezar para que no fuera un problema de hardware y formateé el disco duro del sistema operativo.

No he perdido nada que me haga tirar de los pelos, pero entre lo que se me pasó por alto guardar en la copia de seguridad se encontraban dos archivos relacionados con el blog y las redes de los que llevan meses —y mucho tecleo— de trabajo detrás. No los he perdido «del todo» porque rescaté una copia de abril, pero voy a tener que dedicar una buena cantidad de horas a actualizarlos, además de volver a configurar en mi ordenador la legión de programas habituales, ordenar mis nueve gigas de correo en sus carpetas2)Lo de mi correo da para una saga de terror.y recuperar las clases y prácticas online atrasadas que no he podido realizar al no tener conexión.

Anotaciones   [ + ]