Book haul, Wrap up

Book haul & Wrap up de diciembre 2019

Este es el primer invierno, de los tres que llevo en Eslovaquia, en el que las nieves se hacen de rogar. La primera tormenta cayó en diciembre (por costumbre lo hacía en noviembre) y se manifestó discreta, apaciguada; apenas cuajó y al día siguiente solo había dejado los suelos ligeramente mojados, como unas lágrimas borradas en un parpadeo. Le siguieron días de temperaturas inestables y cielos encapotados, pero siempre por encima de los 0 ºC1)Si piensas que tengo alma de señora del tiempo, mi futuro marido coincide contigo. Es una de mis personalidades en permanente conflicto con la bibliotecaria de mirada reprobadora.; tardamos en poner la calefacción en casa2)En ello influyó también, por supuesto, mi nueva manta de Hogwarts, adquirida en una incursión a uno de los Primark de Viena..

Estamos en febrero y el tiempo sigue igual: las grandes tormentas de nieve parecen cosa del pasado. Por una parte es espléndido, porque permite pasear por la ciudad sin temor de resbalar en el hielo y sacrificar algún hueso en el ejercicio. Pero por otra da cierta pena, ya que uno de los placeres del invierno es leer al calor de la lumbre (o de la calefacción, en tiempos modernos) mientras afuera la naturaleza se desata.

Mi apetencia por las lecturas fue como el invierno: le costó arrancar y empezó con pasos pequeños (relatos), aunque al final cogió algo de fuerza. Te dejo con estas lecturas que amenizaron los días grises de diciembre, por orden de finalización, antes de las consabidas compras literarias.

Anotaciones   [ + ]

Book haul, Wrap up

Book haul & Wrap up de diciembre 2018

Book haul & Wrap up de diciembre 2018: imagen principal

Hemos dejado atrás diciembre para entrar en el 2019 rodeados de ventiscas y tormentas de nieve (por lo menos en Bratislava, aunque ya me han contado que en España el panorama es bastante diferente, tirando a azul). Aquí las bajas temperaturas y los cielos encapotados invitan a envolverse en una manta, coger una taza de café muy caliente y pasar la tarde leyendo un buen libro. Todo eso mientras en la tranquilidad del hogar nos recuperamos de los empachos y excesos varios de las fiestas navideñas.

Por suerte, entre esos excesos se encuentran los literarios, que siempre encuentran la manera de colarse entre los regalos1)Quizás porque mis sugerencias en este tema se acercan más a órdenes.. Este año, debido a la salud inestable de mi gato no he viajado a España, de modo que no he podido asaltar las librerías de Barcelona y atiborrar mi maleta de libros, como tengo por costumbre hacer cada año para desgracia de los que cargan con el equipaje. Pero aun así he recibido una buena cantidad de libros, y uno de ellos (al que llevaba tiempo deseando hincarle el diente) incluso me dio tiempo a acabarlo en el mismo mes de diciembre.

Anotaciones   [ + ]

Book haul, Cajón de sastre

Book haul de diciembre y Navidades 2017

Book haul de diciembre 2017

Diciembre de 2017 ha sido un mes literariamente movido. En tema de desplazamientos también, ya que con los viajes una serie de libros1)Y dos bolsas de pipas acompañadas de fuet y jamón.empotrados en las maletas han atravesado la frontera y se han venido a las tierras lluviosas —y brumosas— del norte.

Este ajetreo ha tenido —como todo— «una parte buena y una parte mala». Me gusta dejar lo bueno para el final por lo que solo mencionaré de pasada el aspecto negativo: hace practicamente un mes que no adelanto nada de mi novela, pero es que soy incapaz de concentrarme si no tengo tranquilidad/estabilidad/silencio en casa. Los viajes aún no se han acabado por lo que hasta febrero es probable que no pueda retomar la historia y dedicarle la atención que se merece.

Lo bueno2)Además de ver a familia, amigos y a mi ciudad natal, de la que estoy enamorada.: hay más libros poblando mis estanterías. Y de todos ellos os vengo a hablar en la entrada de hoy.

Anotaciones   [ + ]