Book haul, Wrap up

Book haul & Wrap up de agosto 2019

Agosto fue un mes raro. Este ha sido mi tercer verano en Eslovaquia y puedo decir que ha sido el más inestable de todos en lo que respecta a temperatura. Pasábamos de los 32 °C a los 23 °C de un día para otro, por lo que no pude hacer tantas escapadas a los lagos como me habría gustado.

Eso, por otro lado, tuvo su lado positivo, ya que debido a la gran cantidad de horas que pasé en casa me puse manos a la obra y organicé un horario «artístico» para aprovechar mejor el tiempo (y no pasar el día tumbada con mis apoteósicas siestas de tres —o más— horas).

Ese horario era bastante flexible. Indicaba una serie de tareas a realizar cada día, sin especificar la hora, para que yo misma me organizara combinándolo con las labores habituales del hogar, el ejercicio y cualquier suceso inesperado. Entre esas tareas había diferentes actividades relacionadas con tres ámbitos: la lectura (diaria y sin especificar tipo de libro, cómic o revista), la escritura (corrección de mi novela de fantasía) y el dibujo (curso de acuarelas).

Fue bastante bien, por lo que probablemente adoptaré este tipo de horario lo que resta de año y, a finales, haré un balance.

Book haul, Wrap up

Book haul & Wrap up de agosto 2018

Book haul & Wrap up de agosto 2018: imagen principal

Este mes de agosto ha sido una mezcla de experiencias. Por un lado volví a España, viaje al que le tenía muchísimas ganas ya que tuve la oportunidad de reencontrarme con viejos amigos en la boda de uno de ellos y de paso conocer Galicia, una tierra mágica que siempre me ha atraído1)Cuando haya acabado la migración del hosting de mi otro blog, publicaré una entrada sobre estas vacaciones..

A la vuelta del viaje pillé un resfriado de esos que te dejan el cuerpo bien traspuesto mientras a tu alrededor la temperatura no baja de los 33º C. Los días que le siguieron me costaba concentrarme para continuar escribiendo mi novela, así que en su lugar me dediqué a espabilar cursos que tenía bastante retrasados de la academia de Marketing Online para Escritores. Aproveché también para planificar y empezar a escribir entradas variadas de mis dos blogs.

Por otro lado, en Barcelona no tuve más opción que pisar tan solo el aeropuerto unas pocas horas durante uno de los transbordos de aviones. Volveré a hacer una escapada en octubre, con un maletón dedicado a todos esos libros en formato físico que he comprado por Amazon durante los últimos meses y me están esperando con impaciencia.

Con el trajín, durante agosto cayeron menos lecturas de las que esperaba en un principio, pero le he pegado tal empujón a mi inglés leído que no puedo quejarme. Probablemente ahora pueda retomar la lectura de Lincoln in the Bardo con mejor éxito que en mi primer intento.

Anotaciones   [ + ]