Cajón de sastre, Personal

Historia de una ida y una vuelta

Hace cuatro años se produjo la ida de esta historia, y la semana pasada se llevó a cabo la vuelta. Tenía previsto publicar esta entrada breve antes del gran viaje, pero con el estrés de una mudanza internacional que se llevó mi PC de sobremesa1)Durante un tiempo usaré un portátil con un teclado muy majo y eslovaco que me vuelve loca cada vez que quiero escribir algo que se salga de la categoría de vocal o consonante, así que perdona las posibles faltas que se me cuelen por aquí —porque haberlas, haylas—., lo fui relegando hasta un último momento que, al final, se esfumó.

Cuando llegué a Eslovaquia en el 2017 —junto a quien ahora es mi marido y con un gato, compañero de andanzas, al que despedimos el año pasado—, empezamos una aventura a la que hemos decidido poner fin. Nos llevamos nuevas experiencias y conocimientos2)Esto es un topicazo del copón. Como en todo, hemos tenido experiencias buenas, neutrales y perfídicas. Lo que está claro es que, de no haber venido aquí, nunca las habríamos superado y nuestro encefalograma de vivencias sería bastante más plano., pero ya es hora de regresar al hogar y, sobre todo, ¡encontrar ese hogar!

Anotaciones[+]

Book tag, Cajón de sastre

Book tag de despedida del 2020

Siguiendo la tradición del blog, con la primera entrada de este 2021 recién estrenado me despido de uno de los años más inestables que recuerdo a nivel literario. De representar estadísticamente mi interés como lectora y escritora durante el pasado 2020, obtendría unas campanas de Gauss, esbeltas como picos de la Patagonia, intercaladas entre horizontes infinitos y desérticos.

En este book tag en el que elijo los mejores representantes de cada categoría, voy a mantener los mismos apartados que el año anterior, exceptuando el dedicado a los videojuegos, que he decidido retirar. No es que no haya jugado a nada, más bien es porque ninguno ha destacado como para recibir una mención especial, y algunos juegos que esperaba con ganas resultaron ser una decepción. En su lugar, añado pódcast y canciones.

Pero antes de dejarte con el book tag, hago un repaso rápido a otros aspectos literarios. Cerré el 2020 fallando (por segundo año consecutivo) en el reto de lectura de Goodreads. Había reducido la meta a 35 libros, y me quedé en unos 27. Si hubiera acabado todas las lecturas que tengo ahora mismo a medias, lo habría cumplido, pero una es de atención dispersa. Para este 2021, que a nivel personal va a ser ajetreado, he recortado aún más y me conformo con alcanzar unas plausibles 24 lecturas.

Cajón de sastre, Personal

He acabado el NaNoWriMo… ¿y ahora qué?

Tal como reza el encabezado, el 28 de noviembre finalicé el NaNoWriMo. En la competición de este año me puse con la segunda novela de la saga de Un crimen de hadas1)Ese es el título de la primera novela; aún no tengo claro cómo llamaré a la saga en sí.. Sí, ya sé que la primera aún no está publicada y le quedan varias revisiones, pero soy consciente de que los NaNos son el mejor momento para volcar mi creatividad en palabras sin que lo que tengo entre las orejas adopte la consistencia del puré.

La historia en la segunda novela sigue un hilo argumental propio (consecuencia del anterior), pero el mundo2)Los mundos.y los personajes son los mismos, así que voy realizando cambios y adaptaciones a medida que suceden acontecimientos; el hecho de no haber publicado la primera me permite incorporar detalles en ella que redondean el worldbuilding. Me estoy convirtiendo en una fan de las pistolitas de Chéjov que no cobrarán sentido hasta mucho más adelante.

Como me suele pasar, la competición acabó y la novela no: tengo 50.000 palabras escritas de un segundo libro que se ha quedado a medias, porque no soy capaz de limitarme a una novelette. Dado que lo que menos tenía planificado era este segundo acto en el que me planté3)Situado entre la introducción y el desenlace; yo suelo escribir en orden cronológico pese a que Scrivener permita ponerse con la escena que a una/o le apetezca., me tomo un respiro para definir bien los puntos importantes de la novela (y las semillas que germinarán en historias posteriores) y mientras tanto trabajo en el mundo de mis novelas «desde fuera».

Anotaciones[+]

Book haul, Wrap up

Book haul & Wrap up de marzo 2020

Rozando el límite de lo prometido1)¡Todavía es septiembre!y un pelín más el de la decencia, retomo las riendas del blog con un revival maravilloso —o no— de todo lo acontecido a nivel literario mientras En Mi Biblioteca estuvo en pausa.

Soy muy fan de mirar atrás y recordar aquellos libros que leí o compré en fechas pasadas. También considero un ejercicio de creatividad el encontrar una excusa adecuada que explique por qué todavía no he leído ni un 5% de todos esos libros que compré en su día —y es que era superoseavital para mí aprovechar la oferta del momento— sin que se me ruboricen las pestañas.

Mi kindle agradecería un poquito de contención, pero como no es algo que encaje en mi lista de prioridades, mientras controlo de forma no muy activa mis pasiones adquisitorias pasaré a relatarte mis trapicheos literarios durante las próximas semanas2)Hasta poner el blog al día y amenizando este tipo de entradas con reseñas de bolsillo de mis tristemente escasas lecturas..

Hoy me remonto unos meses atrás, cuando el mundo estaba un pelín menos revolucionado y el aire olía a primavera…

Anotaciones[+]

Cajón de sastre, Personal

Planes de verano 2020

En estos últimos días, muchos de los blogs que sigo cierran el chiringuito hasta septiembre, por vacaciones (la mayoría) u otros motivos. Yo el cierre —temporal— lo eché antes, a principios de abril, cuando comenté que valoraría las muestras de ocho novelas que estaban en promoción y después no se volvió a saber de mí.

Por si acostumbras a pasarte por el blog o te preguntabas dónde estaba, esta será la única vez (creo) que comentaré el motivo, porque no es algo de lo que me guste hablar. En abril nuestro gato —que llevaba una temporada enfermo— murió. Pukah nos había acompañado a mi pareja (ahora marido) y a mí durante 17 años por todas nuestras casas (empezando en un primer cuchitril innombrable) y había cruzado fronteras con nosotros. Formaba parte de nuestra familia y su pérdida fue (es) dolorosa. Si has pasado por algo así, sabes lo que se siente, y las pocas ganas que tienes de ponerte con cualquier cosa.

A los pocos días, en plena cuarentena, se incorporó a nuestro hogar Fey, una pequeña destructora pelirroja, y mes y pico después llegó su «hermana» Willow, gata de paciencia infinita, sólida donde las haya. Las dos gatas son bastante trasto, sobre todo de noche, pero sus locuras han traído de nuevo alegría al hogar. Y ojeras.

Cajón de sastre, Muestra

Otro modo de elegir lecturas

Además de con las típicas recomendaciones que llegan por diversas fuentes (amigos, redes sociales como GoodReads o BookTube, etc.), hay disponible otra forma de elegir lecturas con un índice de acierto bastante elevado: confiando en el propio criterio.

Este método no guarda más complicación que leer la muestra gratuita (alrededor del 10 % del libro) que ofrecen plataformas como Amazon para libros en formato digital, y decidir después de la lectura si se realiza la compra de todo el libro o no. Nadie va a saber mejor que tú si esas páginas regaladas te han convencido.

Puedes considerar que leer muestras es una pérdida de tiempo, y puede serlo si tienes muy claro que quieres un libro en concreto, pero es un método excelente cuando dudas en realizar la inversión o cuando tu presupuesto es ajustado y tienes que elegir entre dos (o más libros).

Si al final no te decantas por la compra, pierdes un tiempo que nadie te va a devolver, pero ahorras un dinero que puedes invertir en otro libro y, en cierto modo, en felicidad lectora: muchos sentimos la «compulsión» de leer un libro en el que hemos invertido nuestros ahorros, aunque la lectura no nos satisfaga y el hecho de forzarnos genere cierta frustración.

Mundo feérico

En compañía de hadas

En estas semanas de confinamiento, después de un periodo de adaptación para asimilar lo que sucede más allá de las paredes —para algunas cosas soy de reacciones bien lentas, aunque no es que yo sea precisamente una de esas personas que de normal se pasan el día en la calle y agonizan si no les da el sol— he buscado las típicas distracciones que le permiten a una estar horas y horas en casa sin empezar a marcar palitos en las paredes.

Durante esta adaptación, mi faceta «correctora y escritora» se ha quedado bloqueada, y la segunda corrección de mi novela de fantasía está en pausa. Es por ello que, sin querer forzarme a seguir adelante con estas tareas, tampoco quería perder el contacto con el mundo feérico que impregna las páginas de mi novela. Busqué otras maneras de seguir en compañía de hadas, y hoy te las traigo al blog para que también las disfrutes.

Obviamente, entre estos recursos no menciono libros en formato físico de mis estanterías porque pretendo que en la lista solo aparezcan fuentes al alcance de todos con un solo clic (aunque es posible que aparezca contenido digital de suscripción o de pago). Tampoco hablaré de promociones puntuales que no estén vigentes en el momento de publicar esta entrada.

Book haul, Wrap up

Book haul & Wrap up de febrero 2020

No esperaba volver de mi boda (que pude celebrar por bien poco) con una situación como esta, pero en Eslovaquia tuvimos la suerte de que el gobierno reaccionara antes que en otros países y en seguida se tomaron medidas para frenar la amenaza. Ahora tenemos que ver si este esfuerzo da resultados, y mientras tanto retomo el blog con publicaciones pendientes como este resumen de las compras y lecturas de febrero.

Fue uno de los meses con los que quedé más satisfecha por su balance, ya que las compras —aunque tal vez un poco monotemáticas—, con y sin oferta, se amoldaron mucho a mis gustos y las lecturas fueron t-r-e-m-e-n-d-a-s.

Empiezo a hablarte de estas últimas, pero no daré muchos detalles porque me gustaría publicarlas como reseñas. Como siempre, las listo por orden de finalización.

Cajón de sastre, Personal

Minipausa de 3 semanas

¿Otra pausa? Vas a pensar que, como buena española, soy demasiado aficionada a las fiestas y a las siestas1)Que sí, ¿eh? Una cosa no quita a la otra, aunque yo soy más de siestas que de fiestas.. Hace apenas dos meses retomé el blog tras un parón y ahora vuelvo a anunciarte otro, pero te prometo que es por una buena causa: el próximo viernes me caso.

Es (será) una boda pequeñita y discreta, sin mucha ceremonia2)Cuando mi pareja y yo podamos viajar a España, lo celebraremos con más salero.. Dado que vivo en un país remoto, voy a estar ocupada atendiendo a la familia y no tengo ni tendré tiempo para publicar en el blog durante una temporada.

Después de la boda me tomaré unos días festivos, aunque seguiré trabajando más allá de la pantalla. Si todo va bien, la siguiente entrada en este blog se publicará el lunes 24 de marzo.

Espero verte de nuevo para entonces y que en este tiempo disfrutes de buenas lecturas.

Anotaciones[+]

Book haul, Wrap up

Book haul & Wrap up de enero 2020

La entrada por enero a este 2020 trae un cambio a mi vida personal (del que te hablaré más adelante en el blog) en forma de compromiso que quiero trasladar también a la escritura.

Desde el mes pasado llevo rumiando el tiempo que dedico a cada tarea (algo que ya pudiste vislumbrar en mi entrada de la semana pasada) y me preocupa el poco foco que estoy dedicando a lo que debería ser para mí una tarea prioritaria: acabar de corregir mi novela de fantasía, Un crimen de hadas, y publicarla.

No me gusta llamarla «mi primera novela» porque en orden de escritura no ocupa ese lugar, pero sí es la primera que tengo intención de publicar. Hay dos novelas antes de ella: una tan mala que me provoca dolor de muelas recordarla (para convertirla en algo decente debería transformarla tanto que no sé si merece la pena), y otra que —para mí— es una joya de otro género literario que guarda un pedazo de mi corazón, pero al estar ambientada en otra época y abarcar casi 600 páginas conllevará muchas horas de investigación en la revisión y posterior reescritura (una documentación exhaustiva que no hice previamente).