Sobre mí y el blog

¿Quién soy yo?

Blog SayCheeeese
    Say cheeeese

Me llamo Montse y soy de Barcelona, aunque en estos momentos resido en una ciudad vecina, en un precioso ático con unas vistas (y un pedazo de sol) que quitan el hipo. Cuando tenga un móvil que no parezca del pleistoceno y haga unas fotos decentes, subiré alguna del rinconcito del que me he apropiado en la terraza para mis horas de lectura y escritura.

He puesto una foto aquí al lado para que os hagáis una idea de mi aspecto, los que no me conozcáis, pero hay que tener en cuenta que el día que la hice había pasado por la peluquería y hasta mi pelo parece liso auténtico (el trozo que deja ver la gorra de Weta) porque de normal recuerdo a algo parecido a esto:

Blog Masquedespeinada
Wookiee matutino

¿El porqué de este blog?

Es fácil…

Me he pasado gran parte de mi vida leyendo y releyendo libros de todo tipo, que recomendaba —o no— a familiares, conocidos y amigos. Esta afición debo agradecérsela a mi madre, que viendo mis ansias lectoras por mi doceavo cumpleaños y tras haberme apuntado en la biblioteca del colegio, me regaló una edición “toda chula” de El Señor de los Anillos; allí selló mi destino como devoradora de letras.

Por supuesto intervino el azar y el andar algo despistada, y aunque flirteé con un par de carreras (de ciencias, que lo de llevar la contraria hasta a mí misma me viene de pequeña), no acabé ninguna y terminé aparcando los estudios universitarios para entrar en la vorágine del mundo laboral (donde aún sigo y espero seguir muchos años más, aunque no tantos como pretenden los que retrasan cada vez más la edad de jubilación).

Por fortuna, la irrupción de internet en mi vida cotidiana permitió que continuara aprendiendo y estudiando de un modo más autodidacta; facilitó el aprendizaje del inglés y me aficioné a las traducciones voluntarias por pura afición (o masoquismo).

Dedico gran parte de mi tiempo libre a mis hobbies, entre los cuales reina la lectura, en dura competencia con mi afición a las siestas y a probar todo café que se me ponga por delante. También debería podría dedicarle tiempo al deporte, pero ese es un hobby que prefiero dejarle a otros… que tampoco lo voy a acaparar yo todo.

Con el paso de los años he acumulado libros, pero también los he perdido (préstamos a amigos, mudanzas apresuradas…), por lo que he decidido montar este blog dedicado a todas esas pequeñas joyas, desde las más brillantes hasta las más discretas, que pueblan (y se amontonan, peleando por un hueco) mi biblioteca particular y de las que tengo algo que decir.

Mi biblioteca casera actualmente está formada por cuatro estanterías (con los tablones al borde del colapso en varias secciones), una caja de plástico (que contiene un rebaño de libros valiosos en espera de la siguiente estantería que decore el comedor —IKEA allá voy, que he fichado la nueva Billy—) y Pepe.

¿Que quién es Pepe?

Éste es Pepe…

Blog Pepe

Es uno de los amores de mi vida, mi Kindle Paperwhite, que ilumina a diario mis viajes en metro hacia el trabajo y se ha hecho con el puesto de artículo favorito del bolso. Pepe ha permitido que pueda seguir con mis aficiones sin peligro a derrumbar el suelo sobre las desprevenidas cabezas de mis vecinos ante el peso de todos mis libros, por lo que también reseñaré aquellas obras que he adquirido en formato electrónico y considero dignas de mención.

La ventaja de tener a Pepe y estar suscrita al Kindle Unlimited de Amazon es que he podido leer libros, sobretodo de autores españoles, que de otro modo no habría podido adquirir, y me he aficionado a las muestras gratuitas (su versión de la opción cada vez más habitual de “descarga el primer capítulo”) que Amazon permite enviar a tu dispositivo de lectura, con lo que puedes valorar si realizar o no una compra por la impresión que te ha causado ese primer contacto. En este blog hay habrá un apartado dedicado a estas muestras, donde comentaré qué libro he decidido comprar —o no— en función de ese primer vistazo, para aquellas personas a quienes les interese averiguar qué es lo que convence o tira atrás a un posible comprador (sobornos aparte)*.

¿Qué más vais a encontrar en este blog?

De modo general, comentarios sobre los habitantes de mi biblioteca: lo que entendemos como «reseña» (aunque desde mi punto de vista particular**).  Destacarán los libros en papel con formato de novela, pero en mi biblioteca también pululan seres extraños como merchandinsing decorativo, juegos de mesa temáticos (apilados en equilibrio precario en la parte superior), libros de rol (aunque tras la última mudanza creo que solo han sobrevivido los de Reinos Olvidados y El Anillo Único), cómics (donde Sandman es el rey), algún que otro manga, juegos de PC, libros sobre cine (realización de películas, los famosos “Cómo se hizo”), material didáctico de temas artísticos (técnicas de dibujo y de escritura), etc…

No voy a hablar solo de libros famosos o recientes. Hay libros realmente raros y viejos en mis estantes, con las típicas páginas amarillas más finas que el papel de fumar que amenazan con no sobrevivir a la siguiente lectura, cubiertas deterioradas (me encanta husmear y comprar en la sección de libros de segunda mano de las librerías y por eBay), etc…

Vale, tengo un poco de todo, ¿pero qué es lo que más me gusta y leo?

Principalmente novela: de fantasía, ciencia-ficción (apocalíptica), terror (paranormal), romántica, policíaca (siento debilidad por las series y novelas de detectives, la culpa es de la señora Fletcher), histórica y alguna que otra erótica. También acumulo libros didácticos sobre el tema que me interese investigar en ese momento. Tengo un problema terrible con la poesía y el género lírico en general, que no consigue captar mi atención, y en menor medida con las biografías y el ensayo (solo he conseguido leer ensayo de dos de mis aficiones: El Señor de los Anillos y Doctor Who).

Mis escritores favoritos son dos pesos pesados y harto conocidos, J. R. R. Tolkien y sir Terry Pratchett, quienes tienen su propia sección en mi biblioteca; estos no se tienen que pelear con nadie por acaparar un estante.

No creo tener un solo libro favorito, porque por un motivo u otro muchos podrían ocupar ese lugar. Una de las ventajas de tener una memoria pésima y poco entrenada como la mía es que puedo disfrutar releyéndolos muchas veces;  siempre hay algún pasaje que no recuerdo y “parece nuevo” (la mala es que debo apresurarme a realizar cualquier comentario o reseña ya que me olvido del tema con facilidad).

En el momento en que escribo estas líneas estoy leyendo los siguientes libros (nunca leo un solo libro a la vez, siempre tonteo con varios para saltar de uno a otro en función de lo que me apetezca en cada momento): La casa de hojas, Danza de dragones, El caso de la gallina ponedora y alguno más que he ido aparcando y debería retomar.

 

*En mi caso, por si a alguien le interesa esto de pagar en sobres, los puede rellenar con pipas y café. Las pipas, de esas con sal de Matutano (bolsa azul de las grandes, no nos confundamos), y el café de Dolce Gusto (capsulitas a vuestra elección, que aún no he encontrado una que no me guste).

**Machaco esto del punto de vista particular, porque puedo dar una reseña no muy positiva (no me gusta dar reseñas negativas, lo que no me guste a mí le puede encantar a otro) de algo considerado un “clásico”, así como dar una positiva de una obra considerada comercial y que bastante gente etiqueta al momento como “bazofia”, que no hay nada más cool que ir contra las modas.