Personal

¿Qué se cuece este verano?

Saludos a todos en este caluroso verano —sí, aquí en Bratislava también tenemos días de bochorno supremo1)Que me vienen genial para pasar más de una tardecita tumbada leyendo en el kindle en el único cuarto de mi piso con aire acondicionado.—.

Este verano el blog no cierra, faltaría más con el ritmo pachanguero que lleva últimamente. Hace más de un mes desde la última entrada y da la impresión de que está el tema parado… ¡pero no! Os dejo echar un vistazo a parte de lo que se está cociendo entre bastidores:

Anotaciones   [ + ]

Personal

Cómo organizar tus libros para una mudanza

Ya lo había comentado en alguna entrada anterior, pero hace un par de meses sobreviví realicé una mudanza a Eslovaquia y tuve que dejar atrás —aunque bien custodiados— dos tercios de mi biblioteca.

Mudanza
No, aún no lo he superado…

Imagino que habéis pasado por una situación parecida: cambiáis de hogar y no podéis cargar con todo, aunque hayáis contratado el camión de un transportista1)En nuestro caso, el transportista era un señor polaco que como mucho chapurreaba algo de francés, por lo que desplegamos de forma admirable e improvisada un lenguaje de signos y muecas —basado en gestos de dolor cada vez que tocaba cargar una de mis cajas de libros— para conseguir comunicarnos.que puede con una tonelada de peso. Pero es que los libros pesan mucho y es necesario colocarlos en cajas de cartón pequeñas o estas no aguantan el peso y se despedazan… en resumen: hay que eliminar o dejar atrás lo prescindible2)Que ya os digo yo que NUNCA es lo mismo para cada persona afectada por la mudanza..

Anotaciones   [ + ]

Personal

¡Feliz CumpleBlog!

Hoy hace un año que este blog abrió sus bytes por Sant Jordi, el día del libro y la rosa, una de mis fiestas favoritas 1)Libros por todos lados…¿cómo no va a ser de mis favoritas? Aunque tendría que preguntarme por qué Todos los Santos / Halloween también lo es… de la ciudad que me vio nacer —hace «casi ná»—.

Blog

Ha sido un año muy movido a nivel personal y laboral, con pérdidas y cambios que han repercutido en mi ritmo de lectura y de actualización del blog. Cuatro meses atrás, al inicio del 2017, publiqué esta entrada con mis propósitos de Año Nuevo y, desde entonces, poco más se ha visto por aquí. Estos propósitos no han caído en saco roto —no, al menos, hasta que llegue el próximo 31 de diciembre y haga recuento y colleja final—, pero he de reconocer que se me va a hacer más difícil de lo que tenía previsto ya que mi biblioteca ha quedado reducida a un tercio de lo que era un año atrás.

Anotaciones   [ + ]

Personal

Propósitos para el año 2017

¡Feliz Año Nuevo 2017 a todos!

 

2017 propósitos

Estoy disfrutando de unas —merecidas— vacaciones tras haber trabajado hasta el mismo día 30, y ha llegado el momento de dedicarle unos pensamientos al blog y a los típicos propósitos que todos nos hacemos para este año 2017 que recién empieza.

12 meses, 12 propósitos:

  1. Mejorar el aspecto visual del blog: quiero hacer un énfasis especial en las imágenes del menú lateral y facilitar la lectura de los textos, ya que con frecuencia mis párrafos siguen la misma desestructura que mis pensamientos y resultan un poco rocambolescos (y sí, esos asteriscos que se cuelan entre palabras y no acaban de enlazar con las notas a pie de post también están en el punto de mira).
  2. Reseñar al menos 6 novelas/libros de diferentes géneros literarios: a elegir entre fantasía (Róndola), ciencia ficción (Mecanoscrito del segundo origen), humor (difícil de separar de otros géneros, aunque para mí es donde reina Pratchett), romántica (últimamente ando desencantada con este género, probaré con Nubes de Octubre), terror (¿La Casa de Hojas? —un libro que ya he empezado y me está costando leer—), policíaca (Carter & West: Aracne y La muerte viene a cenar), histórica (aún por elegir, aunque me gustaría algo ambientado en el mar o en la época de la Santa Inquisición) y relatos cortos (Lectores aéreos: Un  relato de terror y catorce de fantasía). Los libros mencionados no son los definitivos, por lo que es posible que alguno cambie.
  3. Reseñar un juego de mesa o juego de cartas: ideales para pasar las horas con familia y amigos. ¿Os suena Sushi Dice, Talismán, Noviembre Rojo, Relatos de los Hobbits…?
  4. Reseñar una película o serie de televisión: reconozco que quien tiene más números es Shetland, serie que me ha enganchado por su ambientación y sus personajes.
  5. Reseñar un libro escrito en inglésrelacionado con el punto anterior, probablemente será Shetland Folk Tales (libro sobre leyendas de las islas que aparece brevemente en la serie) o algún libro sobre cine (lo que enlaza con el punto siguiente).
  6. Reseñar un libro sobre cine («cómo se hizo…») o del arte de dibujar: dibujar (a lápiz) es otro de mis hobbies y tengo infinidad de libros sobre el tema y más de una caja repleta de material artístico. Me encantan los libros sobre las diferentes etapas de realización de una película, desde el mero concepto hasta meses después de su estreno en los cines, ya que muestran bocetos de los personajes y decorados en la fase de diseño y montaje (y si son de Weta Workshop, mejor aún).
  7. Reseñar un cómic o manga: para elegir habrá una cruenta batalla entre Sandman y Capitán Harlock, ya que uno me fascinó recientemente pero el otro me acompañó durante la infancia.
  8. Reseñar tantos libros de autores autóctonos como extranjeros: porque durante este año he podido comprobar que en español también tenemos una buena cantera de autores de fantasía —el genero que más abunda en mis libros—, remarcando especialmente a Jose Antonio Cotrina y Concepción Perea.
  9. Reseñar un clásico: siempre me da pereza este punto, porque tengo tantos libros en la pila comprados recientemente que me da la sensación de que irán creciendo más y más si me embarco en la lectura de libros de otras épocas. Pero es hora de ponerse manos a la obra y adentrarse en los libros que marcaron las bases de la literatura.
  10. Finalizar al menos 4 cursos o libros para escritores (coaching, técnicas…) o críticas literarias: tengo infinidad de libros sobre el arte de escribir, pero sólo he acabado de leer un par de ellos. También estoy realizando varios cursos (en MOLPE, Sinjania, Oficio de escritor…) que espero finalizar durante este 2017.
  11. Publicar más entradas en la página de Facebook: la página de este blog abrió hace poco y, por si os apetece husmear, podéis encontrarla aquí.
  12. Publicar una entrada sobre los habitantes más peculiares de mi biblioteca: ya dije en alguna ocasión que no todo lo que habita en mi biblioteca son libros. Como en buenas estanterías que se precien, los libros vienen acompañados de decoraciones llamativas como un tintero fantástico adquirido a El Drac del Cabanyal en una feria medieval de hace un par de años, un Bolsón Cerrado de LEGO, un giroscopio, un despertador con forma de TARDIS y mi tessssoooorooooooo

Y esto es todo, a final de año habrá que hacer recuento y comprobar si he cumplido o, por el contrario, he pecado de optimista.

Personal

Black Friday y sus estragos en la economía

Como bien reza el título, he sobrevivido a otro Black Friday —me niego a prolongar la tortura con el Ciber Monday— y he aprovechado para realizar unas cuantas compras literarias junto con los consabidos regalos de Navidad (que este año han salido por un ojo de la cara ya que alguien me debe haber tirado un mal de ojo: la mayoría de los regalos que buscaba no estaban en promoción).

Black Friday desesperación
Con dolor de cabeza tras buscar todo tipo de ofertas por la red

 

No todo ha sido ejercitar la economía del desgaste en este Black Friday; una vez hechas las compras me he despedido del ordenador y he podido acabar dos novelas, una de las cuales —cuya valoración del primer capítulo podéis leer aquí— protagonizará la siguiente reseña que publique en el blog.

Personal

Sobre una larga ausencia

Vuelvo al blog tras varios meses de inactividad creativa, ausencia propiciada por una serie de circunstancias personales que disminuyeron y dificultaron mis ganas —y la capacidad— de leer y escribir; vamos, los típicos momentos grises por los que todos pasamos y de los que no voy a entrar en detalle (pues no vienen al caso dada la temática del blog y, sobre todo, porque después de contar una sarta de desventuras dickensianas aptas para el abuso de clínex&chocolate habría que compensarlo con algo más feelgood —como una receta de esas de cupcakes que hacen salivar pero, al no ser claramente lo mío el cocinar, mejor lo dejo a un lado y en el fondo os hago un favor a vosotros y a vuestros estómagos—).

ausencia
Me disculpo por mi súbita desaparición sin preaviso